Apu y los estereotipos


Saludos a todos y bienvenidos a “Encuentros en la Tercera Frase”.  De un tiempo a esta parte la sociedad global está empezando a cuestionarse los clichés.  ¿Son ciertos los estereotipos? ¿Le interesa a alguien fomentarlos?  Y una cuestión punzante: ¿Donde acaba el estereotipo y empieza el racismo?  Mi nombre es José Antonio Ruiz, y para reponder a estas cuestiones tengo en el estudio a Apu Nahasa-peema-petilon, un personaje de animación al que conoceis por su trabajo en el badulaque de los Simpson y que está de actualidad porque se acusa a sus creadores dibujar un personaje que ayuda a fomentar los prejuicios sobre los hindues.  Apu viene con dos compañeros de la asociación contra los estereotipos negativos.
- Es siereto lo que dises, José, ¡pero ese no soy yo!
- No me digas que me va a pasar como con Pol Esponja..
- Pues sí.  Mi nombre no es Apu Nahasa-peema-petilon, sino Apu Nahasa-peema-tepilon.  El otro es una creación de Matt Groening para la cadena Fox, y está sujeto a derechos de autor, mientras que yo no.
- Perdona la confusión.
Conmigo, mis compañeros Raimundo Heredia y Guadalupe Hernández. 
- Hola, Raimundo.
- Hola, buenas tardes.
- Que tal, Guadalupe.
- Encantada.
- Bueno, Apu.  ¿Entonces eres de Springfield, el pueblo de los Simpsons?
- Mi pueblo se llama Summerfield.  Y mis vecinos son los Mimpsons.
- ¿Los Mimpsons, eh?.  Oye, Apu, tengo que comentarte una cosa.  Tu voz se parece a la del Apu de Los Simpson, ¿Pero sabes a qué otra voz me recuerda?
- ¿A cual?
- ¿Recuerdas a Valki, el que salía en la serie de Primos Lejanos?
- ¿Te refieres a Valki Bartokomus?
- Si.
- ¿El que era originario de una isla que se llamaba Miphos?
- Eso es.
- ¿El que tenía un Pimo que se llamaba Lari, que no tenía labio superior?
- Si.  Ese mismo.
- ¡Pues claro que no, no seas Eridículo!
- Bueno..  Pues no eres Valki ni eres el Apu de los Simpsons ni regentas ningún badulaque.
- El caso es que sí tengo una pequeña tienda de alimentasión.  Pero no porque yo quiera.  Yo era analista informático, pero cuando me presente al casting de los Mimpsons me desían que nadie se creería eso, así que me dieron la tienda.
- Entonces consideras que los estereotipos son perjudiciales.
- ¡Pues claro que no!  Son fáciles de entender y muy útiles.  Un estereotipo puede desirnos que los alemanes son efisientes, que a los españoles les gusta vivir la noche, o que los irlandeses y los australianos son muy simpáticos.  Pero hay que saber mirar más allá de ellos.  Las personas son todas unicas, y si etiquetas a alguien con un estereotipo, dejas de ver a la persona y solo ves la etiqueta.
- ¿Y crees que se puede hacer algo para que la gente vea más allá de los estereotipos?
- ¡Claro que si!  Los clichés se difunden a través de los medios, y también se combaten desde ellos.  Por eso doy las grasias a los publisistas que anunsian productos de limpiesa con hombres, o que normalisan la adopción o la homosexualidad.  Sin embargo hay medios que difunden estereotipos negativos.  Y a veses de forma interesada.
- Eso es interesante.. ¿A quién puede beneficiarle difundir estereotipos negativos?
- A cualquiera que quiera manipular a la gente.  Mi compañera Guadalupe puede hablarate sobre eso.
- Gracias, Apu.  Verás, yo soy Mexicana pero vivo en Florida.  En América Donald Trump sería un caso claro.  Cuando ese pendejo hase propaganda de mi gente solo muestra marginales, asesinos, criminales...  y eso hase que en los States las mentes más reblandesidas nos culpen de todo.  A él solo le interesa ganar votos, y el miedo a nosotros le viene muy bién.
- ¡Exacto! Un cliché puede servir para deshumanisar a un sector de la poblasión.  El nasismo consiguió convertir a los judíos en cosas.  Solo así consiguieron que los alemanes se distansiasen de su sufrimiento.
- Y el machismo ha servido para lo mismo.  Si hasen ver que las mujeres somos más débiles, sin capasidad de desidir... Así nos pueden convertir en criadoras y en sirvientas.  Por suerte, eso está quedando atrás, y ahora vivimos, desidimos y trabajamos como cualquier hombre.
- ¿Puedo preguntarte en qué trabajas?
- ¡Ha! Según los estereotipos, ¿Dónde me imaginarías?
- ¿Según estereotipos?  de cocinera, de camarera..  o de policía.
- ¿Polisía?  No está mal.  Todos son trabajos honrados.. pero no me ves de empresaria ¿Eh?  A los latinos no nos sacan como empresarios en las películas y las series.  Pues mira, yo soy escaparatista.  Pero ya me ha costado llegar hasta acá, porque a la gente le costaba verme en el puesto.
- Ahí le doy la razón a mi compañera.
- Hombre, Raimundo, no te habia dicho nada pero tú habla cuando quieras.
- Gracias, compadre.  A ver, yo la verdad es que cumplo el cliché, porque soy gitano y tengo un puesto de ropa en el mercadillo de lavapiés.
- O sea que tú no te desvías del estereotipo.
- En mi caso no.  Y estoy orgulloso de mi trabajo, porque yo lo he elegido, pero mis hijos, por ejemplo, quisieran dedicarse a otras cosas.  Y yo creo que lo conseguirán.  Lo que quisiera es que lo consiguieran sin renunciar a ser como son.
- ¿Ellos disimulan su origen?
- No, payo.  Sus amigos saben que son gitanos.  Pero a veces son.. gitanos modernos.  Y digo yo ¿Qué es eso?  Alguno me ha dicho de mi niña ¡Ella no va a tener ningún problema! ¡Pasaría por paya!  Y eso es por que pa ellos ser payo o ser gitano es una forma de hablar o unos rasgos físicos.  Ser gitano es mucho mas, y no hay que disimularlo.  Pero a veses, si exteriorizas tu gitanerío, parece que no puedas estar más que en el mercadillo.  Eso es lo que no tolero.  ¿Sabes lo que nos cuesta que la gente nos tome en serio?  En las series de policías siempre somos los trapicheros, y no te voy a mencionar siquiera lo que pienso de los reálitys de gitanos, los gipsy kings, y otros.  No se imaginan el daño que hacen.  Hay gente que piensa que es que somos así.  Simpáticos, pero garrulos, ostentosos y que solo valemos para el sarao.  Y lo mismo pasa con cualquier colectivo.  Si eres musulman, la gente piensa en el terrorismo.  Si eres chino, en un todo a cién o un restaurante chino.
- Si eres sudamericano, es que estás siempre de fiesta.
- ¡Con los andaluses también pasa eso!
- Y antes la gente pensaba que todos los vascos eran de la ETA.
- Y ahora con los catalanes, que hay quien cree que todos somo separatistas.
- Pues ya que sacas el tema, hemos venido a informarte de algo que quisás no sabes.
- Vosotros direis.
- Desde las alcantarillas de la generalitat se está preparando otro estereotipo negativo.
- ¿Sobre los españoles?
- ¡Qué va, wei! A los españoles os tienen ya demonisados.  ¿No escuchaste al Torracista? ¡Sois bestias con forma humana!
- Ahora van a por los Tabarneses, compadre.
- ¿Y como piensan crear un cliché cobre nosotros?
- Usando las redes sosiales.  Los prusessaires tienen mucha pasta, así que han contratado trolls para postear en twitter y en los foros de los digitales.  Hay decenas de perfiles en la red, y todos tienen instrucciones de ir machacando una y otra vez clichés negativos sobre los tabarneses.
- Pues lo van a tener difícil.
- ¿Por qué piensas eso, compadre?
- Bueno.  Tanto ellos como nosotros somos catalanes.  Somos iguales.  De hecho los municipios tabarneses son cosmopolitas y bilingües y los de mayoría independentista son más rurales.  No lo tienen fácil. ¿Qué van a decir de nosotros?
- Dicen que sois poligoneros.
- Catetos de extraradio.
- Inmigrantes que no os habeis adaptado.
- ¿Qué?  ¡Eso es mentira!  La inmensa mayoría hemos nacido aquí.  Tenemos estudios.  Somos bilíngües o trilíngües.  ¡Los tractorianos sí que rechazan la cultura!  En sus entornos rurales.. solo ven el mundo por TV3, veneran a la Rahola y hacen todo lo que les diga la ANC sin ningún pensamiento crítico.
- Lo ha hecho.
- Vaya si lo ha hecho.
- ¿Perdón?
- No te has dado cuenta, ¿verdad?
- ¿De qué me tengo que dar cuenta?
- Los has llamado tractorianos.
- No lo he hecho a propósito.
- Pero lo has hecho.  Y la descripción que has hecho de ellos es un cliché.
- Tú sabes que no todos los independentistas son así.  Casi la mitad de Barceloneses votaron independencia.
- Ya, bueno..
- No te engañes.  El nasionalismo cala fácilmente entre la gente simple, sin oficio ni beneficio, pero también entre gente inteligente y triunfadora.  ¿Sabes por qué?
- Pues mira, eso me sorprende.  Que gente inteligente y pacífica caiga en el pensamiento supremacista.
- ¡El orgullo, compadre!  La gente que triunfa es orgullosa.  Y es fácil convencer a alguien orgulloso de que él y su su raza valen más que los demás.
- Por eso no debes llamaralos tractorianos.  Ni afirmar que todos ellos son de pueblo.  No puedes combatir un éstereotipo con otro estereotipo.  Porque entonces caes en lo mismo.
- Te hemos puesto a prueba.
- No nos ha costado mucho.
- Y no la has pasado.
- Me habeis pillado.
- Sin respeto no hay diálogo, primo.
- Reflexiona, amigo.  Puedes cambiar.  Y ellos también.  Al menos eso espero. 
- Reflexionaré.  Muchas gracias, Apu por mostrarnos las dos caras tras los estereotipos.
- Grasias a tí por sederenos tu espasio.
- Ya sabeis que radio tabarnia es vuestra radio.
- Hasta prontito, José. 
- Nos vemos, payo.
- Pues esto es todo por ahora.  Le daré vueltas a esto, porque a mí me han descolocado un poco.  Y a nuestros oyentes solo recordaros que os espero próximamente con nuevos "encuentros en la tercera frase".