¡Al suelo, que vienen los nuestros!

Miguel Del Amo 28/01/2020 48
Resulta que el peligro no era el secesionismo sino los supuestos compañeros de constitucionalismo como el PSC
'¡Al suelo, que vienen los nuestros!' es una frase que se le atribuye a Pio Cabanillas. Otra de sus frases, que viene al pelo en estos inicios del 2020 en España fue '¡Ganaremos las elecciones! Todavia no sé quiénes, pero las ganaremos'. Aunque claro, él lo dijo en las primeras elecciones de la democracia, cuando los partidos eran un batiburrillo de de más de medio centenar de siglas.
 
Que tenga sentido ahora es curioso cuando, habiendo posibilidades para formar gobierno, se elige una determinada, que es la que ha montado el presidente Sánchez. 
 
Como dijo Cabanillas, 'tengamos cuidado de los nuestros'. En este caso de los supuestamente nuestros. 
 
Ha costado mucho sumar al PSC y al PSOE a un frente constitucionalista. Un ejemplo de ello es el mérito de los mandatarios que ha tenido Sociedad Civil Catalana para que se sumasen contra el envite secesionista. Mucho esfuerzo de lucha contra el reparo del socialismo acomplejado. Asistencia a actos de los que al día siguiente se arrepentían. han habido manifestaciones a las que Miquel Iceta anunciaba que no acudiría y que al final si lo hacía pero con llamativa discreción... Como decía, mucho esfuerzo por parte de Sociedad Civil Catalana, pero que al final habia tenido pues frutos, ciertos frutos. Bueno, aparentemente habían tenido ciertos frutos. 
 
El PSC es el partido que creo la inmersión lingüística, ese arma de desigualdad que pone en peor posición al hijo del obrero, y ha defendido a Cataluña como sujeto político, aunque siempre lo nieguen antes de las elecciones y lo demuestren después de haber votado la ciudadania. 
 
Como ejemplo, en la campaña de las generales del pasado abril la presidenta el congreso Meritxell Batet negó que el PSC hubiese defendido la autodeterminación, cuando ella misma y doce diputados mas del PSC votaron a favor del 'derecho a decidir' en en su dia. Los socialistas catalanes rompieron la disciplina de voto y nadie habló de 'Tamayazo' en ese momento. Cosas de la de la política. 
 
La corrección política aconseja dar un plazo de cien días al nuevo gobierno. Perfecto, pero si diré que hace unas semanas en Bilbao se llevó a cabo una manifestación en defensa de los presos de ETA y acudieron, entre otros, Podemos, Esquerra Republicana y Bildu. Allí estaban los representantes de las formaciones que han hecho de Pedro Sánchez presidente de todos los españoles. 
 
Al final resulta que las famosas dos almas del PSOE en realidad sólo eran una. La de permanecer en el poder como sea.