¿Jubilarme yo?

Eva Higueras 12/02/2020 117
Sabía que la jubilación implica cambios en nuestra vida, pero no imaginaba que podían ser tantos
En España quién quiera jubilarse en el 2020 con el 100% de la pensión tendrá que tener al menos 65 años y diez meses cumplidos, con la reforma de las pensiones de 2013 se elevaba progresivamente a la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años. 
 
No es precisamente de las pensiones lo que quería tratar. Esto lo dejaremos para otra ocasión. Hoy querría tratar de la jubilación en sí misma. 
 
Por esas casualidades de la vida últimamente he tratado con dos personas, una de las cuales se jubiló hace ya un par de años y otra que por casualidad se jubiló a finales de esta semana. 
 
Al comparar estos dos casos me ha desconcertado ver cómo se puede vivir de tan diferente manera una misma situación. 
 
La conocida que se jubiló ya hace un par de años me explicaba que es ahora cuando está viviendo de verdad. Sus hijos ya son independientes y su vida está basada en viajar todo lo que pueda junto a su marido. Es una postura ante una nueva etapa realmente envidiable. 
 
Pensando en ello me he preguntado ¿que cobra actualmente un pensionista por jubilación? 
 
Por sexos, la pensión media de los hombres en enero del 2020 fue de 1.213,64 €. En el caso de las mujeres ascendió a la cifra de 794,94 €, y ahora mi pregunta, cuando yo tenga los 67 años que permitan que me jubile ¿cobraré una pensión que me permita viajar? ¿Respuesta? No, y espero realmente equivocarme. 
 
La hucha de las pensiones ha vuelto a registrar mínimos al cierre del 2019. En el año 2011 esta hucha disponía de 66.815 millones de euros, muy lejos de los 2.150 millones con los que hemos iniciado en 2020. 
 
Si mi pensión me va a permitir viajar ya no es la pregunta. La pregunta es ¿cobraré pensión? 
 
El conocido que se jubila al final de esta semana no tiene en mente viajar. En su mente sólo existe un abismo.. estar toda la vida con obligaciones laborales, con horarios, y pasar de repente a no saber como ocupar tu tiempo hace que muchas personas que se jubilan tengan un alto riesgo de padecer depresión. 
 
He descubierto gracias a este caso el llamado 'síndrome del jubilado'. Los síntomas de este trastorno son básicamente: estrés, ansiedad, pesimismo, soledad, pérdida de relaciones, propensión al alcoholismo y depresión. 
 
A pesar de que la depresión puede afectar a cualquier persona, son los mayores los que más riesgo tienen de padecerlo y especialmente aquellas personas que están cerca de la edad de jubilación o bien que se acaban ya de jubilar. 
 
Las consecuencias de padecer el síndrome del jubilado pueden ser: alteraciones que causan insomnio, hipertensión, trastornos digestivos y menos deseo sexual. 
 
Jo, vaya panorama se me presenta si es que algún día llego a jubilarme. 
 
Viajar lo veo muy complicado y sí padezco síndrome del jubilado tendré menos deseo sexual. 
 
Mejor ni lo pienso.