La lengua

David Martín 18/11/2019 208
El verdadero pilar del nacionalismo, el "hecho diferencial" es la lengua. La cultura convertida en arma de división.
Habréis escuchado al nacionalismo catalán decir "Aixó va de llibertat", o "Aixó va de democràcia"... Pues no es cierto. El nacionalismo catalán va de supremacismo cultural, y su eje principal es la lengua. Porque Cataluña es el único territorio de Europa en el que la lengua más hablada es objeto de represión.
 
En Cataluña hay dos lenguas oficiales mayoritarias. El Catalán, que se ha desarrollado en la zona este de la península ibérica y el español, que se ha desarrollado en toda la península y que es la segunda lengua materna más hablada del mundo. El español es la lengua más hablada en Cataluña, seguida del Catalán. El español es también la lengua más hablada en toda esta zona, por encima del Valenciano, el Mallorquín o el Menorquín, que son lenguas parecidas al Catalán. En todos estos territorios, la mayoría de la gente es bilingüe.
 
El problema es que al nacionalismo no le gusta Cataluña como es, o sea bilingüe, así que su meta es que el catalán sea lengua única. Para ello usan varias herramientas:
 
* Leyes monolingüistas. El régimen nacionalista incentiva el monolingüismo. Los comunicados son solo en catalán. La documentación y trámites, en catalán. Solo se subvenciona la cultura en la lengua del régimen, y si no, se reprime.
 
* Multas lingüísticas. Rotular en catalán es obligatorio, mientras que el Español, la legua más hablada, solo puede usarse acompañado del Catalán. Rotular solo en Español puede penalizarse con una multa de más de 10.000€. El gobierno nacionalista ha recaudado este año alrededor de 400.000 euros en multas a españoles por rotular en español.
 
* Imposición lingüística en las escuelas, o immersió: Al igual que el régimen franquista impuso el Español como única lengua vehicular, el régimen nacionalista impone el Catalán como lengua única y trata al Español como lengua extranjera, contraviniendo la ley y vulnerando los derechos de los niños. Quienes durante la dictadura franquista reclamaban educar a los niños en su lengua materna, al llegar al poder impusieron su idioma y ahora niegan a los niños hispanoparlantes ese derecho. Para el nacionalismo los padres no tienen "derecho a decidir" sobre la lengua, porque su objetivo es eliminar el idioma Español en pocas generaciones. En algunos pueblos del interior los nacionalistas acosan a los padres que reclaman ese derecho, y ya empiezan a haber niños que, si salen de la zona catalanoparlante, tienen problemas para comunicarse.
 
* Medios de comunicación: En Cataluña la radio y la televisión públicas son monolíngües en Catalán. La lengua más hablada por los catalanes está excluida y solo se usa para mostrar a colectivos marginales o para la gente que no habla catalán. TV3, la televisión nacionalista, tiene su propio estudio de doblaje. Por eso los contenidos se manipulan con intenciones políticas, como el capítulo de Bugs Bunny sobre el descubrimiento de América en el que se eliminó toda referencia a España o películas como "El gran Vázquez", donde los protagonistas hablan en catalán y los personajes con poca cultura, prostitutas y delincuentes hablan en español.
 
* Manipulación histórica: El nacionalismo culpa de la "invasión" del español a la llegada de los borbones en 1714 y a la inmigración en tiempos de Franco. La realidad es que en Cataluña ya se hablaba español en el siglo quince y en tiempos de Cervantes Barcelona ya era la capital editorial de España y el Español una lengua habitual.
 
* La plataforma per la Llengua: Esta entidad subvencionada por el régimen nacionalista empezó haciendo labores de difusión del catalán, pero pronto empezó a distribuir esto en los comercios: "Queremos vivir plenamente en Catalán". Plenamente es el 100%. ¿Y qué pasa con el 64% que no tiene el catalán como lengua principal? ¿Expulsarlos? Pues el gobierno nacionalista subvenciona a esta asociación que ahora se dedica a espiar a niños y profesores sin su conocimiento para controlar en qué idioma hablan y prepara acciones para evitar que hablen en Español. Es una Plataforma por la Lengua única, y además es expansionista.
 
Hoy día casi toda Cataluña entiende y habla las dos lenguas. Encontrar a una persona que no sepa expresarse en español es muy, muy difícil, pero el presidente nacionalista, Carles Puigdemont, encontró a una y la nombró consejera de educación. Laura Ponsatí, en su primera entrevista se disculpó por que le era imposible expresarse en la lengua más hablada de su tierra. Y no es una excepción. Diversos cargos del régimen nacionalista son firmantes del movimiento por la lengua única llamado grupo Koiné y el propio president Quim Torra considera que "no es natural" que los niños catalanes hablen español.
 
Y es que el nacionalismo afirma que la lengua española, aunque sea mayoritaria, no es cultura catalana porque, según ellos la trajeron los "colonos españoles".  Curiosamente el gobierno nacionalista gasta cientos de miles de Euros en mantener la presencia del Catalán en un pueblo italiano, El Alguer, que en el siglo catorce fue colonizado por catalanes tras expulsar a los habitantes originales.  Los alguereses han protestado repetidamente contra las entidades nacionalistas por prácticas coloniales. 
 
Esa actitud de imposición es la que hace que en Cataluña vivimos situaciones estrafalarias que no se viven en ningún lugar de Europa, como ver que en muchos lugares la gente vive en dos idiomas: el que se lee en los rótulos y otro el que se habla en la calle. Como que en las manifestaciones los nacionalistas rompan las pancartas por la paz, porque están escritas en Español. Como muchas familias que hablan español a sus niños cuando están en casa y catalán en la calle para que los niños tengan un futuro, ya que en Cataluña el régimen nacionalista lucha para que hablar el idioma más hablado de Cataluña sea una causa de exclusión social.
 
Así que cuando los nacionalistas te digan "Aixó va de llibertat!" recuerda que las entidades nacionalistas han imprimido centenares de miles de pancartas, chapas y pegatinas en las que pone "Llibertat presos polítics".  Casi todas en catalán, y algunas en inglés.
 
Pero ni una, ni una sola, en español.
 
#HablemosClaro

Nota: Los programas de #HablemosClaro están disponibles en Español, Catalán e Inglés.  Os invito a verlos en vuestro idioma preferido y a difundirlos si estáis de acuerdo con el contenido.