La violencia no tiene género

Eva Higueras 03/12/2019 33
Hablemos también de aquellos que, al igual que las mujeres, sufren violencia de género
Hay personas, independientemente de que sean hombres o mujeres, que utilizan la violencia para resolver situaciones y determinados conflictos este pasado lunes fue el dia internacional por la eliminación de la violencia contra la mujer o también llamado dia internacional de la no violencia de género.
 
Y aquí se me planteó una reflexión. ¿Me lo parece a mí o cuando se habla de violencia de género sólo se trata de la violencia de un hombre contra una mujer?
 
Vamos a leer como define la violencia de género la actual ley española de medidas de protección integral contra la violencia de género, la cual se produjo en 2004.  Léase: "Este tipo de violencia es la manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder en los hombres sobre las mujeres. Se ejerce sobre estas por parte de quienes sean o hayan sido cónyugues o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia".  Con esta definición se declaró que solo consideran víctimas de la violencia de género a las mujeres.
 
Estoy totalmente a favor de la erradicación este drama social en lo que llevamos de año han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas un total de 52 mujeres. Desde que se empezó la contabilización oficial de estos tremendos casos el 1 de enero del 2003 ya son un total de 1028 mujeres asesinadas, y a esto añadir los 43 menores huérfanos sólo ya en este año, por estos abominables hechos, un total de 275 desde 2013. En el transcurso de este año sólo en 11 casos de los 52 hay una denuncia previa contra el agresor y solo en 5 de ellos se tomaron medidas cautelares.
 
Según un estudio de la delegación del gobierno para la violencia de género la media en cuanto al tiempo en que una mujer se decide a denunciar es aproximadamente de ocho años, pero si la mujer está casada es de 12. Tremendo.
 
Si, la denuncia es fundamental, pero igual de fundamental es la mejora del sistema de protección y de las medidas preventivas. Por su parte el poder judicial debería adaptarse a la realidad actual para saber la respuesta a esta lacra. El Consejo General del Poder Judicial tiene previsto estudiar la situación de los juzgados de lo penal en España. Con esto se deberia ver cuántos de estos juzgados deberian especializarse en materia de violencia sobre la mujer.
 
Pero permitirme que vuelva a lo que expuesto en un principio. Géneros hay dos: hombre y mujer. Y los dos, desde mi punto de vista, deberian estar considerados dentro de la violencia de género. Puesto que siempre hablamos de igualdad también es justo que hablemos de unas víctimas silenciadas que, aun no teniendo el mismo número de afectados, también merecen protección y atención. Me refiero al hecho de que en España también mueren hombres a manos de sus mujeres y también existen hombres con lesiones físicas causadas por sus parejas. El número de hombres asesinados es mucho menor que el de las mujeres, por fortuna, pero el maltrato psicológico que reciben, como también evidentemente puede recibir una mujer, presenta un mayor número de situaciones.
 
Una variante de este maltrato es el que suele aislar al hombre en su familia y los amigos, sutilmente pero consiguiendo un efecto devastador a nivel emocional. El utilizar a los hijos como una tortura psicológica, el hacer que el hombre sienta que no pinta nada en relación con sus hijos. Hombres a los que no se les permite que sus familias disfruten de las menores, cuando no es el caso para los familiares de la mujer. Y como no, no podemos olvidar la frase "te denuncio por malos tratos o abusos y te arruino la vida". Este argumento y esta amenaza es muy frecuente hoy en día. Hay que darle la gracias a la ley orgánica 1/2004.
 
Quien también pide protección por violencia de género son algunas organizaciones LGTB. Piden las mismas medidas a las que tienen acceso a las mujeres víctimas de violencia de género, englobando así los hechos que pueden darse entre parejas del mismo sexo sólo queda decir que la violencia jamás, jamás, puede ser justificada. No es un tema sobre el que se puede frivolizar. Es un tema a combatir y contra el que luchar. Esta lucha está en nuestras manos, en manos de todas las mujeres y todos los hombres. Y la ganaremos.