Música y sentimiento

Eva Higueras 07/11/2019 69
No necesitamos que un experto nos indique qué música es buena o mala. Nos gusta o no, nos transmite o nos deja indiferentes.

No soy una experta en ninguna materia, pero creo que eso no puede impedir que de mi opinión sobre aquellas que más me interesan. Por ejemplo hablemos de música. Hay libros realizados por supuesto por expertos en música que tratan sobre aquellas composiciones musicales que ellos consideran obras maestras o por el contrario clasifican también de "basurilla". Hojeando uno de estos libros vi y leí como se seleccionaban unas mil canciones que debían pasar a la historia, teniendo en cuenta para ello su proceso de creación, los artistas que habían colaborado en su elaboración, etcétera..

 
Estoy totalmente de acuerdo que hay canciones que por su mensaje han sido referente en una generación, y han sido el reflejo de una determinada situación social. También es cierto que hay composiciones que han marcado un antes y un después en la manera de entender la música y en la creación de nuevos estilos musicales. Lo repito: con esto estoy totalmente de acuerdo.
Lo que yo no comparto es el que algunas personas que dicen saber y entender mucho de música me intenten convencer de qué canción o estilo musical es el bueno y cuál es el malo.
En conversación con un amigo que dije saber muchísimo de música le explique qué me encanta escuchar la música actual (Léase Bebe Rexha, Ava Max, Dua Lipa..) Creo que por poco no le provoco un infarto. ¡Pobre hombre!
 
Cuando yo escucho este tipo de música no me planteo quién la ha compuesto ni otros detalles que a priori pueden determinar la calidad de esa canción. No. Lo que yo busco al escucharla es evadirme, divertirme, bailar. Y sobre todo que me transmita un sentimiento: alegría, tristeza.. no voy más allá.
 
¿Que te transmita? Me preguntó mi amigo extrañado. Pues si. La música lo que tiene que transmitir algo. Amigos quiero decir que me encantan la ópera y la zarzuela. Si a mi pobre amigo experto casi le da un infarto con lo que anteriormente le había comentado, cuando me oyó hablar de zarzuela ya ni os digo cuál fue su reacción. He vivido la zarzuela desde pequeñita. En mi casa se escuchaba frecuentemente y había ido al teatro a ver actuaciones junto a mi madre. Últimamente he podido acudir al Gran Teatro del Liceo y os confieso que suelo llevar pañuelos porque soy de las que me emociono al escuchar determinadas las arias. Pues no. Ahora resulta que según mi amigo experto no es posible que me guste la música de chumba, chumba, chumba y la música clásica a la vez. ¿Pero sabré yo lo que me gusta y lo que no?
 
A raíz de lo dicho anteriormente también debo decidir reconocer que hay cantantes (que por no ofender a nadie no voy a dar demasiados nombres) que no ha cantado ni cantan demasiado bien. Pongamos como ejemplo a Frank Sinatra. A Frank Sinatra no se le consideró como un gran cantante pero aun así se le recuerda como una de las figuras más importantes de la música popular del siglo veinte. Julio Iglesias no tiene una gran voz, y ha sido galardonado dos veces con el premio Record Guiness. ¿Y qué decir de Marilyn Monroe? ¿Quién no recuerda su "Happy birthday to you" al presidente Kennedy? Marylin era y es un icono sexual, y no le hacía falta cantar bien para que esa felicitación cantada pasara a la historia. Esto no quita que su estilo, su carisma, me hagan sentir y disfrutar de esas canciones. Esto ya le gustó más a mi amigo experto, por qué ya empezábamos a estar de acuerdo.
 
Para acabar una reflexión: No me importa que alguien cante como gallo si consigue ponerme la piel de gallina.