Ombliguismo

Miguel Del Amo 19/11/2019 319
A la locura secesionista sumemos regionalistas y localistas
Hoy os quiero hablar de mi tío Felix, que en paz descanse.
 
Mis padres nacidos en Guadalajara volvían poco a la tierra que les vio nacer, pero no faltábamos nunca a bodas o celebraciones importantes, y de vez en cuando íbamos allí pues para ver a los tíos, a los primos.. lo normal. Seguro que muchos de nuestros oyentes se sienten identificados con esta historia.
 
Sería el año 1980. Si equivoco pues es un año arriba un año abajo. Fuimos a Guadalajara a la casa de mi tío Félix. Mi tío decir pues que era ya un prejubilado del ayuntamiento. Había sido jardinero de la ciudad y lo primero que te encontrabas al llegar a su casa era un ejemplar de El Alcázar. Si, si.. de El Alcázar. Para los oyentes más jóvenes decir que El Alcanzar era por decirlo de alguna manera un diario nostálgico ¿eh? Vamos a dejarlo así por definirlo como un diario "nostálgico".
 
Pues aquellos días yo que era un niño aprendí una lección. Una lección que todavía recuerdo. Mi tío, que compraba cada día el diario Alcázar, alabó a Pujol ahí delante de la familia. Dijo "sí, si, me gusta mucho lo que está haciendo Pujol en Cataluña" ¿Y la razón? Pues que Jordi Pujol defendía a los suyos, que conseguía "cosas" para Cataluña.
 
Han pasado los años y el 10 de noviembre pasado pues volvimos a votar. Nos encontramos a un PSOE que reivindicaba que "ahora si, España", un VOX que subió reivindicando la soberanía española, e incluso la aparición de un partido de izquierda que pide "Más País", y partidos pequeños. Partidos pequeños como el regionalista cántabro que vuelve y que sigue estando en el congreso de los diputados, y ahí tenemos a su líder, el presidente cántabro Revilla, sin sonrojarse dice que apoyará al que firme un papelito que lleva con privilegios para su comunidad autónoma. Canarias con coalición canaria ahí siguen, el BNG los nacionalistas gallegos que vuelven al congreso de los diputados, vascos que suben, tanto Bildu como el PNV, y la aparición de Teruel Existe que puede crear mucha simpatía pero al final Teruel Existe nace con una única idea: Conseguir cositas para su "tierrica", y casi entra Coalición Por Melilla, que ya hubiese sido "demasié". Y no nos olvidemos de Navarra Suma, la unión de PP, Ciudadanos y UPN para que los navarros no pierdan comba en esta locura de pedir y pedir y pedir.
 
El nacionalismo excluyente catalán ha sido el eslabón, el enlace con regionalismos y localismos, aquello de "me mido el ombligo y mi ombligo es tan bonito que quiero que lo mire todo el mundo" de aquello de "los chorizos de mi pueblo son los chorizos más buenos del mundo" Pedir AVEs hasta la puerta de casa, aunque sean la ruina económica. Al final la cosa no es de derechas ni de izquierdas, es de egoístas, insolidarios.
Mal presente nos espera, y más con la crisis económica que ya está llegando. Pero peor es el ejemplo que dejamos a hijos, a nietos, a los que van a venir a sustituirlos y esperamos que sea más solidarios, más generosos.
 
Que recuerden que "su tierrita" no solo es su pueblo.