Tú en bici y yo al hospital

Eva Higueras 03/03/2020 138
Antes las bicicletas eran para el verano. Que lástima que las costumbres cambien y se vuelvan peligrosas
Hace un par de dias paseaba con mi hija pequeña de la mano por Barcelona, exactamente por la zona de la plaza Francesc Macià. 
 
Por describir la zona a aquellos que no la conozcan ahora la Plaza Francesc Macià está rodeada de carriles bici. Carriles que también están por toda la Avenida Diagonal con la que conecta esta plaza. 
 
Pues como decía estábamos paseando por la acera cuando una bicicleta se me tiró encima. Me quedé petrificada sin saber qué había pasado y sólo pensando en mi hija. El ciclista se disculpó y siguió su camino, viendo que yo me levantaba del suelo sin mas dificultad. 
 
En circunstancias en que veo conductas incívicas de los ciclistas, patinetes, suelo increparles porque campan por la ciudad a sus anchas, siendo un gran peligro para las personas que van a pie por la ciudad, pero en el momento en que soy yo la plena afectada, pues no fuí capaz de articular palabra. Ni yo ni nadie de las personas que estaban a mi alrededor, nadie se sobresaltó. 
 
Sé que es una situación que sucede en muchas ciudades de nuestro país, pero yo solo puedo referirme a mi ciudad, a Barcelona, que es lo que realmente veo y padezco. 
 
En Barcelona, con su alcaldesa comunista-podemita se ha querido crear una 'cochefobia'. Se han creado campañas para evitar el uso del coche y combatir así las emisiones de CO2. Pero claro, la alternativa ha sido crear a troche y moche carriles bici por toda la ciudad sin una coherencia, sin estudios de viabilidad, con mucha prisa. 
 
Hombre, si hay que ganar votos pues se ganan gastando dinero en carriles bici, y ya está. 
 
Como consecuencia de la decisión de la señora alcaldesa (que por cierto va con coche en todos sus desplazamientos) se han reducido los carriles destinados a la circulación de los coches, se ha disminuido la zona de aparcamiento y las zonas de carga y descarga. 
 
Resulta paradójico como en calles céntricas y muy transitadas por coches, en el centro de Barcelona, puedes ver un carril bici totalmente vacío y en paralelo una caravana de coches inacabable. 
 
Es tal la poca capacidad de gestión del ayuntamiento de Barcelona en su locura por construir carriles bici que no hace mucho tiempo se cortó al tránsito una muy importante calle de Barcelona para construir el carril bici. El caos por este corte fue tremendo, pero es que ahora se ha vuelto a cerrar a la circulación en esta misma calle para eliminar los carriles bici construidos en su momento por su poco uso y por los constantes atascos que se organizaban diariamente en este tramo. 
 
Vamos a ver la normativa actual en Barcelona referente a las bicicletas por las aceras que entró en vigor el 1 de enero del 2019. 
 
Las bicicletas pasan a estar prohibidas en todas las aceras de Barcelona de manera permanente, a excepción de las de más de cinco metros, por donde sólo se podrá circular si no hubiera carril bici. ¿Cuántas multas se han impuesto por incumplir esta normativa? Pues seguro que no las suficientes. 
 
Pero aparte de las multas por incivismo hay que destacar las derivadas por ir con bici bajo los efectos del alcohol. También deberían de multar a aquellos que no saben conducir una bicicleta o no saben entender las señales básicas de tráfico. 
 
Da miedo pasear por el casco antiguo de Barcelona. Bueno, es que es imposible. En calles que son muy estrechitas de repente ves que se aproxima un pelotón de guiris y un guía en frente todos subidos en bici. Tienes que engancharte a la pared y dejarlos pasar porque sino te arrollan. 
 
Esto de ver la ciudad desde un sillín es muy guay, pero muchos extranjeros, como algunos nativos, claro, hace años que no han subido a un sillín y ves como algunos se caen de la bici y siguen al pelotón corriendo cogidos del manillar, aunque no sabría decir si el que se caigan de la bici es porque no saben llevarla o por los efectos de la paella y la sangría. 
 
.